El Camandulero

Una vez dado cuenta de sus intenciones, el Camandulero ordenó a sus monos alados buscar en todos los rincones de La Villa aquello que pudiera ayudar a realizarlas. Así, uno a uno abandonaron la sala del retablo. Pronto, en su delirio, buscaban en los sitios más inverosímiles: En las raíces de los árboles, luego de…