Pensémoslo

En 1965 Pablo González Casanova advirtió que el país se encontraba al borde de una represión fascista; demostró la imposibilidad de una revolución y llamó a las distintas fuerzas políticas contrarias al régimen a encausar sus esfuerzos a la construcción de una democracia. Sin embargo, pocos lo escucharon. Tres años después ocurriría la masacre de Tlatelolco.

Hoy en día, luego de la fallida democracia que supuestamente había llegado al país con el triunfo de la oposición electoral, de la sistemática acción de los gobiernos locales, estatales y federal en contra del interés público y una larga lista de agravios, ¿hacia dónde hay qué mirar?, ¿qué voces hay qué escuchar? Esto es ¿el principio de un fin? ¿de un cambio? ¿cuál? Pensémoslo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s