Oración

¡Oh, Dios!

A pesar de las oraciones con que Te rogamos,

siempre perdemos nuestras guerras.

Mañana volveremos a librar una batalla

que será realmente grande.

Necesitamos Tu ayuda más que nada en el mundo,

y por  eso debo decirte:

La batalla de mañana será dura e implacable.

No habrá en ella lugar para los niños.

Por eso te suplico:

No nos envíes a Tu Hijo.

Ven Tú en persona en nuestra ayuda.

(Oración de Koq, jefe de la tribu de los Grikuas, antes de la batalla contra los afrikaners en 1876.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s