Oración

¡Oh, Dios!

A pesar de las oraciones con que Te rogamos,

siempre perdemos nuestras guerras.

Mañana volveremos a librar una batalla

que será realmente grande.

Necesitamos Tu ayuda más que nada en el mundo,

y por  eso debo decirte:

La batalla de mañana será dura e implacable.

No habrá en ella lugar para los niños.

Por eso te suplico:

No nos envíes a Tu Hijo.

Ven Tú en persona en nuestra ayuda.

(Oración de Koq, jefe de la tribu de los Grikuas, antes de la batalla contra los afrikaners en 1876.)

Anuncios

Publicado por

Raúl Valencia Ruiz

Profesor de sociología en Universidad Iberoamericana León.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s