Crónica de una obra varada

El Inicio de la Obra

Raúl Valencia Ruiz, Lagos de Moreno, Jal.-

Como resultado de la Licitación Pública Nacional No. 00009026050-01, convocada por la Secretaria de Comunicaciones y Transportes, desde el pasado mes de noviembre del 2001, se iniciaron los trabajos necesarios para la realización del paso a desnivel que habría de facilitar la circulación del cruce carretero de la ruta panamericana en el entronque a León-Aguascalientes-San Luis Potosí en el municipio de Lagos de Moreno, además de la autopista que conectaría a este municipio con San Luis Potosí, en el tramo Lagos de Moreno Las Amarillas. El contrato fue logrado por la empresa michoacana CONSTRUCTORA QHUAZCANI, S.A. de C.V., con un monto total del contrato por $344´000,000.00, y un plazo de ejecución que abarcaría de noviembre del 2001 a noviembre del 2003.

Por su posición estratégica Lagos de Moreno es un punto importante para las comunicaciones terrestres en el tráfico de mercancías, materias primas y personas entre el occidente, centro y norte de nuestro país; por ello, actualizar y agilizar el paso por nuestra ciudad se ha convertido en asunto de interés nacional; prueba de ello es la inversión autorizada por el Congreso de la Unión en tan importante proyecto. El contacto entre ciudades fronterizas principalmente de Tamaulipas con Jalisco, Guanajuato y Michoacán son a través de nuestra zona; además de ser estos estados importantes centros de expulsión de migrantes hacia ciudades de los Estados Unidos utilizando esta vía. Concretamente el caso de los Altos de Jalisco es prueba de ello.

La obra fue iniciada en los tiempos convenidos empleando un total de ciento cincuenta trabajadores de diversas regiones de México y un gasto inicial de $30´000,000.00, quedando el resto sujeto a las asignaciones correspondientes del presupuesto en años subsecuentes. Las características del proyecto incluían la construcción de terracerías, obras de drenaje, entronques, puentes, pasos a desnivel, pavimentos de concreto hidráulico, obras complementarias, y señalamientos en el tramo carretero arriba citado.

El inicio del problema

En base al contrato de obra pública No. 1-N-CE-A-556-W-0-1 para la construcción de dicha obra carretera, se solicitó a la Dirección de Planeación, Desarrollo Urbano y Ecología del Municipio, la utilización del banco ubicado al poniente de la ciudad en el cerro de la Bola para la extracción de material geológico para cumplir con las especificaciones de las cláusulas del contrato de obra.

Debido a que el predio se localiza dentro de los límites del centro de población con usos habitacionales de alta densidad, la solicitud fue rechazada, por lo que la empresa se dio a la tarea de analizar los materiales de cuatro bancos más, los cuales cumplían con las características pero eran deletéreos (que son reactivos al cemento), lo que ocasionó un paro parcial de la obra.

Al no contar con los bancos necesarios, en noviembre del 2002 la empresa solicitó al centro el cambio de material ya que se debía agregar otro tipo de cemento y aditivos lo que incrementaría el precio en promedio $100; dicha solicitud no tuvo respuesta, el proyecto se retraso, generando gastos a la empresa, ya que la maquinaria permaneció en la obra.

El intento de extorsión

El Director General del Centro SCT en Jalisco, Ing. Guillermo E. Frank Escobar pidió a la División General que se le autorizará el cambio del concepto de carpeta de concreto hidráulico a asfáltico el 4 de septiembre 2003, la cual fue autorizada. Al contar con ambos documentos, se entrevistó con el subdirector de la constructora Qhuascani, el Ing. Valente Orozco en la cuarta semana de octubre para plantearle la situación, informándole del cambio en el proyecto, con el cual la empresa “saldría beneficiada porque la carpeta de concreto asfáltico tenía un buen precio y la empresa tendría mayores utilidades”, siempre y cuando aceptará dar un apoyo de tres millones de pesos, a lo que la constructora se negó. Ante esta respuesta revirtió la solicitud ordenando que se utilizará concreto hidráulico.

Es a partir de este momento en el que se agudizó el problema. De acuerdo con el representante jurídico de la empresa, el licenciado Fabio Martínez Aguilar, el intento de extorsión por parte del funcionario ha derivado en una serie de irregularidades en el ejercicio de la función pública; el ajuste presupuestal con el que se pretendía hacer el cambio en los materiales y autorizado por el gobierno federal, a través de la secretaria de comunicaciones y transportes, fue retenido y revertido por Frank Escobar, proceso que no fue culminado y ante la asignación del presupuesto, volvió a convocar a los representantes de la compañía, ahora con la solicitud de $5´000,000.00, a lo cual “nos volvimos a negar”.

La situación actual

Fue a través de una consulta pública en la que Frank Escobar pretendió iniciar la terminación anticipada del contrato para retirar a la empresa del proyecto, proceso que dada la situación actual demoraría de uno a tres años más el término de la construcción; debido al retraso e incumplimiento por parte de las autoridades, la empresa estaría en derecho de reclamar el pago de los gastos originados por el paro de los trabajos. Una vez iniciado el tramite de retiro, los recursos para la culminación “llegan” pero no es posible utilizarlos por el término anticipado del contrato promovido por el director general del Centro SCT Jalisco.

La empresa manifiesta su voluntad en terminar el contrato, lo cual les llevaría cinco meses más de los cuales sólo uno se invertiría en terminar el paso a desnivel del entronque Lagos-León ya que de lo contrario, la obra se encarecería e incluso estarían en posibilidades de volver a licitar por el contrato y volverlo a ganar dados sus antecedentes en la construcción de obras federales como fue el caso del corredor turístico en Puerto Vallarta.

Desde el inicio del conflicto la constructora Qhuascani ha enviado alrededor de 6 escritos al Centro SCT Jalisco, de los cuales no han obtenido respuesta; esto ocasiona que la obra continué varada generando malestar a población.

No se ha dado una versión oficial por parte del centro SCT Jalisco ante estos acontecimientos; por lo cual, sólo se cuenta con la versión de la empresa.

Este artículo se publicó originalmente en el año 2004 por el Diario de los Altos, en el mes de noviembre, se puede consultar en impreso en el archiv histórico municipal de Lagos de Moreno

Anuncios

Publicado por

Raúl Valencia Ruiz

Profesor de sociología en Universidad Iberoamericana León.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s